Al navegar por esta web acepta la utilización de cookies para publicidad, análisis y personalización
RSS Clinicas Veterinarias Terán >> Noticias
facebook
twitter
youtube
flickr
blog


Noticias


16 de Octubre de 2018
El uso terapeútico de la miel para nuestros pacientes, perros y gatos.
Todos sabemos que la miel es exquisita untada en una tostada para el desayuno, pero hay otros usos de la miel que probablemente desconozcáis. El azúcar granulado de mesa y la miel se han utilizado desde antes de la era cristiana para la cicatrización de las heridas en humanos. Concretamente, Mahoma recomendaba la miel para los problemas digestivos, Hipócrates para las úlceras, Dioscórides (médico farmacólogo y botánico) para las quemaduras solares, manchas faciales, inflamación de la garganta, catarros y úlceras.

 

En la actualidad la miel (y también en menor medida el azúcar) se  usan en todo el mundo para tratar heridas contaminadas. Lentamente, el uso de la miel está empezando a tener aceptación en la medicina veterinaria.

La miel, además de ser un edulcorante natural y ser utilizada para dar aroma y textura a múltiples cosméticos, tiene propiedades muy interesantes que la convierten en una herramienta muy útil sobre todo, para la cicatrización de heridas.

Estas propiedades que sirven para ayudar a nuestros pacientes son:

  • Propiedades humectantes: La miel ayuda a mantener la herida protegida de la desecación, y en condiciones de humedad óptimas para la cicatrización.  Un apósito de miel evita por tanto la formación de costras durante el proceso de cicatrización de ciertas heridas.
  • Propiedades antisépticas y antibacterianas: Esta capacidad es mayor que la del azúcar. Esta propiedad se debe a que la miel presenta una actividad de agua (aw) muy baja lo que dificulta el crecimiento de microorganismos que en general necesitan un contenido de agua mayor para reproducirse. (Actividad de agua (aw) es la concentración mínima de agua que debe tener un ambiente para que un microorganismo se pueda reproducir).

Estas propiedades antibacterianas se deben también a su pH o grado de acidez (en torno a 4, pH ácido), a su osmolaridad (concentración muy elevada de azúcar que hace inviable la vida de las bacterias) y a la pequeña cantidad de peróxido de hidrógeno  que se produce cuando la miel está en contacto con la herida.

El poder antibacteriano de la miel tiene la ventaja que no crea resistencias como es frecuente en el caso de los antibióticos. Por ello es una buena alternativa en los casos en que ya existan dichas resistencias a antibióticos.

También se ha demostrado que la miel tiene un efecto estimulante sobre las células del sistema inmunitario y nutre a los macrófagos, células presentes en la cicatrización de las heridas y encargadas de destruir y hacer desaparecer el tejido muerto de la herida.

  • Propiedades favorecedoras de la epitelización (formación de la última capa de piel una vez que la herida ha cicatrizado).
  • Propiedades emolientes y antinflamatorias, calmantes del dolor: con esta propiedad aliviamos al paciente.
  • Propiedades favorecedoras del desbridamiento de las heridas: con esta propiedad la miel ayuda a que el tejido muerto de la herida desaparezca. Previene la maceración de los tejidos de la herida.
  • Propiedades de remodelado: en la fase de la curación de las heridas ayuda a que se forme la cicatriz adecuada.
  • Propiedades antifúngicas: actúan frente a los hongos.
  • Propiedades de estimulación de la inmunidad a nivel local: actúa protegiendo a las células de las defensas en los tejidos de la herida.
  • Propiedades desodorizantes: quita el mal olor de heridas infectadas o gangrenosas.
  • Propiedades nutritivas para los tejidos: en heridas donde no hay un buen aporte sanguíneo, la miel aporta a las células de los tejidos  el nutriente necesario para que sobrevivan.
  • Propiedades hemostáticas: controlan parcialmente el sangrado y los mecanismos de coagulación.
  • Propiedades de no adherencia en los apósitos: minimizando así las molestias al animal en los cambios de vendaje.
  • Propiedades de seguridad: el uso de la miel o el azúcar no tiene en principio efectos secundarios  indeseables.
  • Propiedades de bajo coste y accesibilidad: el tratamiento con azúcar o miel, aunque a veces es largo, tiene un coste asequible. Además es fácil de conseguir.

Las heridas infectadas, las heridas que han presentado resistencia a los antibióticos, las heridas con zonas de tejido muerto, las heridas inflamadas o las quemaduras, son las que mejor se benefician del uso de la miel.

La miel de la variedad manuka y la miel de la variedad jellybush, parecen ser las más eficaces en el control  microbiano, tanto de hongos como de bacterias. El uso de la miel de manuka está aprobado por la FDA para el tratamiento de las heridas (Food and Drug Administration, organismo de validación americano que valida todos los tratamientos). Es de las mieles con más espectro antibacteriano (es decir que muchos tipos de bacterias mueren en contacto con ella).En general todas las mieles comparten numerosos beneficios saludables, pero no todas son iguales. Existen algunas mieles tóxicas en el mundo, cuando se ingieren por vía oral.

La miel de manuka la producen las abejas que se alimentan del néctar de un pequeño árbol llamado Leptospermum Scoparium, conocido popularmente como Manuka.

La miel de manuka posee una alta concentración de sustancias con propiedades antibióticas.  Esta miel, clara, de color marrón intenso y sabor acaramelado, procedente de Australia y Nueva Zelanda, contiene una concentración de sustancias con propiedades antibióticas y antiinflamatorias hasta 400 veces mayor que otras mieles. Las propiedades salutíferas de la miel de manuka son conocidas desde hace siglos por los aborígenes. 

El arbusto de la manuka (Leptospermum scoparium) es un pariente lejano del árbol de té australiano y crece en zonas montañosas del norte de Nueva Zelanda. Cuando este arbusto silvestre florece, un manto blanco-rosado cubre las laderas de las montañas, convirtiéndose en un punto de atracción casi mágico para las abejas.

Los maoríes empleaban tanto las hojas como la corteza y los aceites esenciales del arbusto con fuertes efectos antinflamatorios de la planta así como de la miel procedente de sus flores.

Los grados de pureza de la miel de manuka se clasifican desde UMF-0, UMF-10, UMF-15 y UMF-20. Estos grados de calidad están relacionados con el contenido en el antibacteriano MGO (metilglioxal) que contiene la miel, condicionando estas concentraciones los tratamientos médicos para los que puede estar indicada.

 

Por todo lo que hemos comentado sobre las propiedades de la miel, esta se utiliza en apósitos en el tratamiento de heridas, quemaduras y otras enfermedades dermatológicas y de las mucosas que son vulnerables a este tipo de infecciones.

Los propietarios de mascotas no siempre responden de igual manera a este tipo de propuestas terapeúticas naturales, pero en los últimos años se nota un incremento en el interés por las mismas, tanto en aspectos nutricionales, terapeúticos o de estilo de vida, de modo que este tipo de terapias pueden hacerse un lugar de privilegio en determinados tratamientos veterinarios. En el caso de la aplicación de la miel para la cicatrización de las heridas, especialmente heridas abiertas o infectadas, está demostrado que es muy útil.

 

 


(C) Clínicas Veterinarias Terán 2011 | Todos los derechos reservados | Aviso Legal