Al navegar por esta web acepta la utilización de cookies para publicidad, análisis y personalización
RSS Clinicas Veterinarias Terán >> Noticias
facebook
twitter
youtube
flickr
blog


Noticias


02 de Octubre de 2017
Como se puede beneficiar una mascota del servicio de Diagnóstico por Imagen de las Clínicas Veterinarias Terán
Te explicamos en qué consiste el Diagnóstico por Imagen, qué importancia tiene para tu mascota, y si ésta se pone enferma, cómo podemos ayudarla con estas pruebas que tienen la ventaja de ser totalmente indoloras.

¿En qué consiste nuestro SERVICIO DE DIAGNOSTICO POR IMAGEN?

El Hospital  Veterinario Terán en Llanera  dispone de un amplio servicio de diagnóstico por imagen, dotado de un equipo de radiología (rayos X) al que se le ha incorporado un  sistema digital de revelado que facilita la calidad y precisión en las imágenes radiológicas, un ecógrafo que cuenta con los últimos avances en calidad de imagen, así como un escáner (TAC).

    Estos equipos nos  permiten obtener imágenes de radiología y ecografía de la mejor calidad lo cual facilita enormemente el diagnóstico clínico a nuestros veterinarios. Con la incorporación del escáner a nuestro servicio de diagnóstico por imagen, se ha ampliado muchísimo el abanico de diagnósticos posibles y ha aumentado la fiabilidad y la precisión de los mismos en innumerables patologías.

¿Qué tipo de pruebas  pueden solicitarse en nuestro SERVICIO DE DIAGNÓSTICO POR IMAGEN?

Pueden solicitarse estudios radiográficos simples y de contraste, ecografías de distintas modalidades, y escáneres.

En muchos casos las pruebas no se descartan unas a otras sino que son complementarias, exactamente igual que ocurre en medicina humana, que para avanzar en ciertos diagnósticos más complejos, se requiere hacer dos o más pruebas de imagen. La información que una técnica nos da no necesariamente te la proporciona la otra. Frecuentemente al realizar dos o tres técnicas confirmamos un diagnóstico dudoso o incierto. Y además, cada modalidad de imagen es idónea para detectar diferentes  patologías. Dicho de otro modo: cada técnica de diagnóstico por imagen “ve” unas determinadas patologías y a veces es necesario sumar los “distintos puntos de vista” de varias técnicas combinadas para llegar a un diagnóstico final preciso.  

Cuando hay patologías que pueden requerir una intervención quirúrgica, las pruebas de imagen se solicitan previamente, porque nos ayudan a planificar la intervención, e incluso a veces, nos muestran que no es necesaria la intervención quirúrgica  o que ésta no exige que se realice de manera inmediata pudiendo aplazarse.

Esta forma de trabajar supone HACER MEDICINA VETERINARIA DE ALTA CALIDAD, similar a la que se realiza en medicina humana, lo cual constituye  la misión más importante de las clínicas y hospitales veterinarios TERÁN.

¿Puedo yo, como propietario, solicitar una prueba de imagen?

 Las pruebas de imagen tienen una intención diagnóstica determinada y por eso es mejor que sean solicitadas por su  veterinario. Él es el profesional que está evaluando a su mascota y que determinará con precisión qué prueba es la más adecuada en cada caso. Si usted viene remitido de otro centro, será su veterinario habitual el que se pondrá en contacto con nosotros para solicitarnos la prueba de imagen que considere oportuna. Compartir con él el caso clínico,  e intervenir conjuntamente varios profesionales en el diagnóstico y en la resolución del mismo,  ayuda a tomar las mejores decisiones en cada caso.

¿Cuáles son las patologías más frecuentes en las cuales se usan estas pruebas?

Son innumerables, hasta el punto de que ya no podríamos trabajar sin la información que nos proporcionan estos equipos. En todas las áreas de la  veterinaria hay casos clínicos que requieren pruebas de imagen: neurología (tumores cerebrales o medulares, hernia discal, malformaciones craneales, síndromes compresivos, ictus e isquemias cerebrales, enfermedades degenerativas del sistema nervioso, epilepsia…), medicina interna (imágenes torácicas y abdominales de alta resolución), cardiología (ecocardiología), respiratorio (pneumonía, fibrosis pulmonar, colapso traqueal…) y otras muchas especialidades como son la odontología, la oncología, la cirugía de tejidos blandos, la traumatología, y un larguísimo etc…

¿Se utiliza la ecografía también en animales de compañía para saber si una perra o gata está preñada y poder determinar cuántos cachorros está gestando?

Efectivamente hacemos una ecografía para salir de dudas y saber si una hembra está preñada. En el caso de la perra puede hacerse a partir del día 20-25 de la supuesta preñez y en el caso de la gata a partir del día 18-20 de la supuesta gestación.

Para saber  cuántos cachorros  trae la hembra gestante, la mejor técnica no es la ecografía sino la radiología. El inconveniente es que cuantificamos los cachorros cuando en la radiografía podemos contar sus columnas y sus cráneos, lo cual implica que los fetos deben tener un estado mínimo de osificación que nos permita visualizarlos con la técnica de rayos X, lo cual ocurre hacia el día 40 de la gestación (la duración de la gestación total es de 58 a 63 días).

¿Es posible hacer una radiografía oficial de displasia en el Hospital?

Por supuesto. Es imprescindible pedirnos cita previa y traer al animal en ayunas desde 12 horas antes de la prueba. Estas radiografías siempre se realizan bajo anestesia general ya que el posicionamiento en esta prueba debe ser perfecto, para lo cual el animal debe estar bien relajado y absolutamente inmóvil.

¿Qué preparación requieren nuestras mascotas para afrontar una prueba de imagen?

Nuestra mascota necesita hacerse una radiografía:

  • En general para las radiografías de rutina, no es necesaria ninguna preparación especial. En ocasiones, para exámenes con contraste, puede ser necesario mantenerle en ayunas de 12 o 24 horas. En la mayoría de las ocasiones necesitaremos realizar una sedación muy ligera, ya que las radiografías deben hacerse en una posición correcta y sin movimiento para poder interpretarlas sin error.

    Nuestra mascota necesita hacerse una ecografía:

  • En el caso de los perros, no suele ser necesaria la sedación. En el caso de los gatos, estos suelen ser más asustadizos y nerviosos, por lo que es más frecuente que haya que aplicarles una sedación muy suave. Ocurre lo mismo si el paciente es un hurón.

  • Será necesario rasurar el pelo de la región a explorar. Esto es así porque el pelo impide una técnica correcta y la imagen que se obtiene es de baja calidad.

  • La exploración ecográfica ofrece imágenes de mejor calidad con paciente en ayunas de comida sólida de 12 horas (sí podrían beber agua) y la vejiga de la orina moderadamente distendida. Esto es difícil con nuestros pacientes y no siempre se exige. Si fuera estrictamente necesario, se planificará la ecografía para otro día y se le explicará siempre como hacerlo.

    Nuestra mascota necesita hacerse un escáner:

    -    Salvo que venga remitida por su veterinario, debe concertar una cita.

  • Esta prueba necesita siempre sedación o incluso anestesia general, dependiendo de la duración y complejidad del estudio. Esto es así porque durante el tiempo que dura el escáner, aunque siempre bajo la vigilancia atenta de nuestros veterinarios, el paciente debe permanecer perfectamente posicionado en la camilla del equipo y absolutamente quieto.

  • Ayuno de comida de 12 horas.

  • El día que tenga la cita concertada, tendrá que traer a su mascota por la mañana a primera hora y vendrá a recogerla por la tarde.

    ¿Son dolorosas las pruebas?

    Las pruebas de imagen tienen la ventaja de no ser invasivas y no provocan NINGUN dolor.

    ¿Cuánto tiempo tardaré  en tener los resultados de las pruebas de  imagen de mi mascota?

    Lo más pronto posible. Inmediatamente después de hacer una radiografía o una ecografía podemos explicarle al propietario o al veterinario que nos remite el caso,  lo que hemos visto. En el caso del  escáner, la interpretación de las imágenes puede ser inmediata o puede ser más compleja. Si es necesario más tiempo, se  informa  en cuanto está finalizado el estudio, lo que suele ocurrir entre uno y dos días.

 

 

 

 

 

 


(C) Clínicas Veterinarias Terán 2011 | Todos los derechos reservados | Aviso Legal