Al navegar por esta web acepta la utilización de cookies para publicidad, análisis y personalización
RSS Clinicas Veterinarias Terán >> Noticias
facebook
twitter
youtube
flickr
blog


Noticias


07 de Abril de 2017
CUIDADO HIGIÉNICO Y ASEO EN LOS GATOS
EL PELO Y LA PIEL de nuestros gatos requieren una debida atención para que luzcan siempre sanos. Cuidando su pelo, estamos cuidando también su piel, ya que si no contribuimos a una buena SALUD del pelaje de nuestro animal, el gato puede acabar teniendo problemas dermatológicos, algo que ocurre mucho más frecuentemente cuando el animal tiene nudos.

 

 

    EL BAÑO DE LOS GATOS: Los gatos se lavan a lametones, eliminando así el pelo muerto y el excedente de grasa, llegando a todas las partes del cuerpo dada su gran flexibilidad corporal. Cuando los gatos no se asean y el pelo aparece sin estos cuidados naturales que él mismo se aplica, puede que el gato esté enfermo o tenga algún problema de salud.

 

Gato, Descanso, Lamiendo, Domesticado, Mascota

 

    Aunque los gatos de pelo corto no necesitan un baño de una forma muy frecuente, se puede realizar, para que luzca más limpio, retiremos con el baño el pelo muerto, y su higiene sea perfecta, evitando además problemas de alergias en sus dueños. Se debe empezar el baño a una edad muy temprana, utilizando un champú específico para gatos. Los gatos de pelo largo siempre deberán tener el pelo desenredado y libre de nudos para lo cual no es suficiente con peinar la parte más superficial del manto con un cepillo, sino que hay que profundizar en el manto de pelo con un peine especial, idealmente de púas rotatorias que facilitan el desenredado. Cuando bañamos al gato debemos previamente haber deshecho los nudos más gruesos y apretados, ya que sino, al mojarlo, los nudos se apelmazarán más aún y será imposible deshacerlos. Es muy importante un buen aclarado para que no queden restos de champú que dejan el pelo poco esponjoso y que luego puedan ser ingeridos por el animal con el lamido. Para evitar que el masaje del enjabonado provoque nudos es muy útil usar una crema desenredante que además dejará el pelo hidratado, sedoso y suave.

    EL SECADO DE LOS GATOS: Una vez bañado, no deben quedar húmedos, ya que esto podría dar lugar a la aparición de hongos o infecciones bacterianas. Desde muy pequeñitos es importante acostumbrarles al secador para que el ruido y la fuerza del aire no les asuste. Se debe secar con una toalla inicialmente y después aplicar el secador a una temperatura templada y moviéndolo mucho. Al empezar hay que encender el secador lejos del animal y mantenerlo así un ratito, luego se lo vamos acercando poco a poco para que no se estrese.

    EL PEINADO Y EL CEPILLADO DE NUESTRO GATO  debe realizarse con regularidad, llegando a ser diario (incluso dos veces al día) en aquellos de pelaje largo. Hay que prestar especial atención a aquellas zonas más susceptibles de crear nudos, como son el vientre, la cara interna de los muslos, las axilas, detrás de las dos orejas y en el cuello. A los gatos de pelo corto les bastará con un cepillado semanal aunque si se hace diariamente, se quitará pelo muerto que ya no quedará suelto por la casa. Además, al hacerlo a diario es más fácil que el animal tolere ser cepillado que si lo hacemos esporádicamente. Y como ya hemos explicado, más que un cepillado debemos hacer un peinado en profundidad, tocando bien todo el manto para asegurarnos de que todas las capas están sin nudos.

    A veces el pelo de los gatos de pelo largo presenta mucha electricidad estática. Si le hacemos nosotros la peluquería aplicaremos una crema que la reduce.

    EL CORTE DE PELO DE LOS GATOS: Todos los gatos deberían conservar su pelo. A pesar de esto, a veces es necesario realizarles el corte cuando llegan a límites extremos de cúmulo de pelo muerto y nudos que pueden ocasionar irritaciones al animal. Los nudos ocasionan mucha tirantez y molestias al gato. Cuando un gato, sobre todo de pelo largo, llega a estar lleno de nudos, no debemos plantearnos desenredarlos sin administrarle sedación, pues ocasionaremos sufrimiento al animal y después no se dejará peinar de ningún modo. Si la presencia de nudos es muy importante y son nudos muy pegados a la piel, lo mejor es que cortemos el pelo de todo el cuerpo con máquina y nos mentalicemos de peinarle a diario según el pelo empiece a crecer. Nunca se debe intentar cortar un nudo con tijeras en casa, es muy fácil que le cortemos la piel y necesitemos darle puntos de sutura.

 

    LAS UÑAS, LOS OIDOS Y LOS ESPACIOS INTERDIGITALES entran también dentro del buen cuidado higiénico de nuestro gato. Las uñas se pueden cortar teniendo en cuenta que son retráctiles y su posición natural de reposo es la uña escondida. Es una práctica que no les agrada mucho, así que se debería empezar a practicarlo en edades tempranas para que se acostumbre a este manejo.

    Los oídos hay que observarlos con regularidad. Algunos ejemplares segregan mucha cera que se deposita en el oído externo, pudiendo limpiarlo con un  limpiador específico para los oidos. Si en la observación vemos puntos oscuros, cera de color muy oscuro o muy profusa, se debe acudir al veterinario. ¡Los problemas de oídos (otitis) en los gatos son muy frecuentes!

    Las zonas interdigitales deben ser vigiladas en aquellos gatos con acceso al exterior, ya que con frecuencia pueden albergar parásitos. Además se debe observar que las almohadillas plantares no presenten un aspecto agrietado, en cuyo caso se deberá consultar con el veterinario.

    LAS GLÁNDULAS PERIANALES FELINAS: son dos glándulas a ambos lados del ano que segregan una sustancia feromónica que se elimina junto con las heces y que le sirve al gato y otros felinos para marcar el territorio al defecar en un habitat exterior. A veces esa secreción es muy compacta y dura y se impactan o cierran produciéndose un absceso  de pus en su interior. Para evitar esta situación, conviene vaciar dichas glándulas de vez en cuando, por ejemplo, antes del baño. Después hay que enjabonar muy bien la zona para quitar el fuerte olor. Si no sabes hacerlo podemos hacerlo en la clínica o en nuestra peluquería.

 

    LOS PARÁSITOS EXTERNOS son frecuentes sobre todo en épocas de primavera-verano. Los más frecuentes son las pulgas. Podemos verlas como pequeños animalitos alargados que huyen a través del pelo muy rápidamente o saltan fuera del animal. También podemos identificar sus heces, unas pequeñas motas negras que si son humedecidas con agua sobre un papel blanco, se disuelven dando un color rojizo, el de la sangre ingerida por la pulga.

    Los gatos a veces tienen pulgas y no se les ve rascarse excesivamente por lo que puede pasar un tiempo sin que nos demos cuenta de la parasitosis. Conviene mirar la piel a contrapelo de vez en cuando para comprobar que está libre de parásitos externos.

    Cuando el gato sale fuera es importante revisar que no tenga garrapatas, son transmisoras de muchas enfermedades.

    EL CUIDADO DE LA PIEL DESDE DENTRO, CON LA ALIMENTACIÓN: además de cuidar la piel y el pelo desde fuera, debemos tener en cuenta hacerlo también desde dentro. Esto significa darle al gato una alimentación de calidad alta, la mejor posible. Muchos piensos para gatos tienen buena palatabilidad porque llevan saborizantes, aditivos y conservantes, pero son de calidad baja o muy baja. Normalmente los piensos mejores cuestan algo más pero satisfacen  las necesidades del gato con menor cantidad diaria de alimento debido a que el pienso bueno se aprovecha mejor (tiene una mayor digestibilidad). Estos piensos de gama alta suelen llevar además suplementos vitamínicos para el pelo y mejoran también la barrera dermatológica. Merece la pena invertir en una buena alimentación. Al poco tiempo de tomarla, se lo notarás en el brillo y en la calidad del pelo.

Todos estos cuidados son muy importantes para conservar la salud de nuestro gato. Si por algún motivo no puede seguir estos consejos (las razones más frecuentes son nuestra falta de tiempo o la escasa colaboración del gato), puedes consultar la dificultad con nuestro personal clínico para que el animal acuda a nosotros para SU REVISIÓN, o puedes pedirnos CITA PARA PELUQUERÍA donde podremos darle un buen baño, sanearle el manto, limpiarle los oídos, cortarle las uñas, y dejártelo en las mejores condiciones higiénicas.


(C) Clínicas Veterinarias Terán 2011 | Todos los derechos reservados | Aviso Legal