Al navegar por esta web acepta la utilización de cookies para publicidad, análisis y personalización
RSS Clinicas Veterinarias Terán >> Noticias
facebook
twitter
youtube
flickr
blog


Noticias


21 de Diciembre de 2016
¿Hay que cepillarles los dientes a los perros y gatos? ¿Y cómo lo hago?
La única forma eficaz de eliminar la enfermedad periodontal (acumulación de sarro, gingivitis, halitosis, retracción de la encía…) una vez que esta ya está presente son las limpiezas dentales.

Ahora bien, existen algunas medidas que podemos adoptar en casa para retrasar lo máximo posible la aparición de la enfermedad. Una de estas medidas es el cepillado dental.

Resultado de imagen de cepillos dentales para perros

A continuación os explicaremos unas sencillas reglas para que nuestra mascota se adapte mejor a este momento del día que deberemos incluir dentro de su rutina de higiene (como las limpiezas de oídos o corte de uñas).

El material que necesitamos es el siguiente:

  • Pasta de dientes específica: no vale la pasta de dientes que nosotros usamos, debemos utilizar un dentífrico especialmente formulado para nuestras mascotas. En el mercado hay varios tipos, incluso con sabor a carne, lo que puede facilitar que nuestra mascota disfrute de este momento del día.

    Resultado de imagen de cepillos dentales para perros

  • Cepillos de dientes específicos: al igual que con la pasta, tampoco valen nuestros cepillos de dientes. En el mercado existen dos clases básicamente: unos con un cabezal en “u” que se adapta a la forma de los dientes de nuestro compañero y otros que se adaptan a nuestro dedo, facilitando su uso en aquellos peludos mas rebeldes. Ambos están disponibles en nuestras clínicas.

    Resultado de imagen de cepillos dentales para perros

  • Un lugar tranquilo, sin distracciones, en el que el animal se sienta cómodo.

  • Lavar nuestras manos y evitar aquellos elementos que les puedan hacer daño: anillos, pulseras, uñas largas…

  • Una dosis de paciencia.

Una vez que nos hemos hecho con un cepillo y una pasta de dientes especifica, comienza la adaptación. Vamos a dividirla en varias fases, comenzando simplemente con enseñarle el cepillo para conseguir, en unos pocos días, que el momento del cepillado no suponga una tortura china a nuestra mascota.

Lo ideal es comenzar la adaptación cuando los animales son cachorros, pero si vuestro compañero ya es adulto no os desaniméis a intentarlo, ¡si conseguís que se adapte veréis grandes mejorías!

Comenzamos:

  • Primera fase: durante 2 o 3 días simplemente le enseñaremos el cepillo y la pasta, dejaremos que los huela, los lama... Siempre por separado ya que por ejemplo, puede ocurrir que lo que nuestra mascota rechace sea el sabor de la pasta y no el cepillo, por lo que probando con otra marca u otro sabor este problema se solucione.

  • Segunda fase: colocaremos un poco de pasta de dientes en nuestro dedo y se lo pasaremos por la encía y los dientes, sin ejercer mucha presión. Este paso se debe repetir a lo largo de 2 o 3 días aumentando cada día el tiempo y el número de pasadas que realizamos por cada lado.

  • Tercera fase: introducimos el cepillo en la rutina. Para ello debemos mojarlo con agua y colocar una pequeña cantidad de pasta de dientes sobre él. Dejaremos que el animal lo huela y lama antes de introducírselo en la boca. Comenzaremos cepillando únicamente los colmillos. Deberemos sujetar el hocico del animal y cepillar suavemente de forma vertical los cuatro colmillos.

  • Cuarta fase: continuaremos introduciendo nuevos dientes en la rutina del cepillado: tras cepillar los colmillos, avanzaremos hacia los dientes posteriores (molares) realizando movimientos circulares. Debemos ir poco a poco para que nuestro peludo no se sienta incómodo, si el primer día solo conseguís cepillar un lado, no os frustréis poco a poco nos irá dejando cepillar ambos laterales. En esencia debemos pensar que en la rutina, a lo largo de los días, debemos aumentar tanto el número de dientes que cepillamos como el tiempo que empleamos en ello.

  • Quinta fase: los últimos dientes en incorporarse al cepillado son los incisivos (dientes delanteros) pues son los más sensibles. Para acceder a ellos sujetaremos el hocico y con un dedo levantaremos el labio, dejando a la vista todos los incisivos.

    Resultado de imagen de cepillos dentales para perros

Durante la adaptación, es posible que el animal pelee e intente retirar la cabeza. No le forcéis, ir poco a poco, cada día hasta donde os deje. También es frecuente que estornude.

Consejos

Habitúa a tu cachorro a la rutina de la limpieza bucal. En un principio, usa solo los dedos. Ten cuidado con los pequeños dientes del animal, son muy agudos.

No uses pasta dental de personas: el flúor y el bicarbonato de sodio pueden ser muy tóxicos. Elije siempre productos exclusivos.

El cambio del uso del dedo al cepillo ha de ser progresivo.

Realiza la limpieza cuando el perro esté relajado.  Al terminar el paseo y las comidas son dos buenos momentos.

Haz de esta actividad una rutina de cinco minutos cada día hasta que tu cachorro se haya acostumbrado a las inspecciones orales y al cepillado de dientes.

Un perro senior es más propenso a roturas de dientes o a padecer mal aliento. Hay que extremar la limpieza y ser cuidadoso con ella. Con la edad se acumula más sarro en menor cantidad de tiempo y se debe aumentar la frecuencia de las limpiezas de boca en el veterinario.

No olvides revisar periódicamente la dentadura de tu mascota con la ayuda de tu veterinario. Consultanos cualquier duda.

Texto: Equipo veterinario de Clínicas Veterinarias Terán.

 

 

 

 

 


(C) Clínicas Veterinarias Terán 2011 | Todos los derechos reservados | Aviso Legal