Importancia de la higiene bucal en las mascotas

1574R-02288ARGB60La limpieza de los dientes y salud bucal de nuestras mascotas,  como sucede en el caso de las personas no ocurre de forma espontánea. Al igual que nosotros nos cepillamos los dientes diariamente, en su caso esto no puede ser de la misma forma y pasa a ser una responsabilidad del propietario mantener una buena higiene bucal.

Cuando el animal mastica los alimentos, pequeños fragmentos de los mismos se quedan atrapados entre los dientes y se acumulan. Estos son posteriormente descompuestos por las bacterias que comienzan a formar la placa dental. Esta placa, si no se elimina continúa acumulándose y al mineralizarse forma el sarro. Tanto la placa dental como el sarro permiten que las bacterias que viven en la boca proliferen y aumenten en número y con ello los daños que esto conlleva. La acumulación de sarro provoca una inflamación de las encías, que se vuelven más sensibles y sangran con facilidad. Estas pequeñas hemorragias son la puerta de entrada a microorganismos en el torrente sanguíneo pudiendo llegar a producir infecciones en diferentes puntos del organismo, especialmente en el corazón, pero también en otros órganos. Cuando las encías se retraen, descubren zonas del diente que no deben estar expuestas al exterior, los ligamentos de los dientes se debilitan y aparece la movilidad de las piezas dentarias que pueden llegar a desprenderse. Todo este proceso se conoce con el nombre de enfermedad periodontal, la cual es una de las patologías más frecuentes en la clínica diaria.

En muchas ocasiones los propietarios no son conscientes de los problemas que puede acarrear la falta de salud bucal en nuestro perro o gato. En este artículo trataremos de hacer un repaso de esos problemas, además de informaros de cómo prevenirlos o solucionarlos. Debemos tener en cuenta que la higiene dental de nuestro animal mejora su calidad de vida y previene enfermedades durante todas las etapas de su desarrollo.

  • El cepillado diario de los dientes puede convertirse en un hábito diario si se acostumbra al perro desde cachorro, puede comenzarse en las primeras etapas utilizando solo el dedo o el cepillo sin pasta para posteriormente conseguir una aceptación de esta maniobra. Lo ideal sería realizar un cepillado semanal, utilizando siempre pasta de dientes específicas para ellos, dado que las pastas de personas pueden resultar tóxicas para nuestras mascotas. Actualmente contamos con una gran cantidad de productos para la higiene bucal, desde cepillos de diferentes tipos hasta pasta de dientes de distintos sabores.
  • La limpieza dental a través del alimento es otra opción, ya no solamente con piensos especiales para prevenir o tratar este tipo de patología, sino teniendo en cuenta el tamaño de grano para cada animal, dado que el frotamiento de la bola de pienso con los dientes ayuda a prevenir la formación de sarro y placa bacteriana. La dieta húmeda debe evitarse en animales propensos a padecer enfermedad periodontal.

También podemos ayudarles con productos específicos para mantener una boca en buen estado, hay aperitivos en forma de hueso, o juguetes de diferentes materiales, destinados a limpiar los dientes que pueden además cuidar las encías y tener un sabor muy apetecible. De todas formas esto no debe sustituir a los hábitos de limpieza dental diaria.

  • Cuando ya se ha establecido el sarro y la placa dental en la boca de nuestra mascota se requieren otro tipo de prácticas. En primer lugar debe acudir al veterinario, quien se encargará de realizar una valoración y establecer el grado de enfermedad. El tratamiento en este caso pasa por una limpieza dental con ultrasonidos que se realiza mediante anestesia general. Dicha técnica es similar a la que nos realiza nuestro odontólogo si alguna vez hemos necesitado una limpieza dental. En ocasiones cuando la enfermedad está muy avanzada puede ser necesario la extracción de piezas dentales que, por la movilidad y el estado de las mismas causan más daño que beneficio a nuestro animal.
  • Una vez que la boca está limpia debe seguir las recomendaciones del veterinario en cuanto a limpieza cotidiana con cepillos y dentífricos especiales, así como alimentos específicos, de este modo trataremos de aumentar el intervalo de tiempo entre las limpiezas de boca. Este intervalo también se puede alargar si la primera limpieza de boca se realiza cuando la enfermedad todavía no está muy avanzada y no se ha producido retracción gingival.

Por lo tanto, se recomienda visitar al veterinario cada 6 meses para una exploración más exhaustiva de la cavidad bucal, además de seguir estas medidas de prevención que ayudarán a garantizar una salud bucal óptima para su mascota.

Tatiana Pérez Castro

Veterinaria

Subscribe / Share

Article by Veterinario

Authors bio is coming up shortly.
Veterinario tagged this post with: , , , , , , Read 47 articles by

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

To use reCAPTCHA you must get an API key from https://www.google.com/recaptcha/admin/create