Comportamiento del gato, qué nos dice con su cuerpo.

cat-468232_1280

Al igual que los perros, los gatos se comunican con su cuerpo. El gato utiliza las posturas corporales y gestos de su cara para expresarnos que está tranquilo y relajado, pero también para indicar que sufre estrés, que está enfadado o que prefiere que se le deje tranquilo. Los gatos utilizan su cuerpo para comunicarse con otros felinos, pero también para comunicarse con las personas Para saber que nos quiere decir a continuación os enseñamos una muestra de lo que algunas posturas felinas quieren decir.

Un gato tranquilo y contento…

El felino estará sentado o tumbado sobre un lateral o encima de su vientre, o simplemente puede estar disfrutando de un sueño placentero.

Cuando camina y está relajado tendrá su espalda horizontal, casi paralela al suelo. Un felino que juega también expresa confianza y tranquilidad. Otra señal que expresa seguridad en un gato es el peculiar sonido del ronroneo.

Un gato en alerta…

Un gato en estado de alerta, que advierte una posible amenaza, también lo expresará de un modo convincente a través de su cuerpo. Si está tumbado, su cabeza suele ganar altitud de forma que el alcance de su campo de visión aumenta. Las orejas realizan pequeños movimientos sobre su cabeza con el fin de reconocer mejor los sonidos y captar su procedencia y pueden estirarse hacia detrás o hacia delante. Los ojos del felino que percibe una posible amenaza se abren y pueden juntarse ligeramente. Normalmente lo que hace con su cola es aproximarla algo más hacia su cuerpo o la enrolla delante.

Gato estresado…

Adopta una postura que delata la intención de huir del lugar, incrementando su estado de alerta. Su respiración se acelera y el lomo del gato inquieto puede inclinarse de modo que su parte trasera se muestre algo más agachada. Las orejas se aplanan y apenas se mueven. Los ojos del felino temeroso se abren, sus pupilas se dilatan. El ronroneo desaparece. El gato angustiado permanece callado o maúlla incluso de un modo insistente, llegando a ser lastimero.

Un gato preparado para atacar…

Cuando el temor del animal se ve incrementado, el gato puede agacharse aún más sobre sus patas de modo que todo su cuerpo quede cerca del suelo. También suele redondear su lomo. La cola se acerca hacia el cuerpo y puede enrollarse hacia delante cuando el animal se pone de pie. Los ojos del gato se abren por completo, al igual que sus pupilas, y sus bigotes se desplazan hacia atrás. Las señales sonoras que emite el gato enfadado o atemorizado son maullidos quejumbrosos, gruñidos e incluso aullidos felinos.

Y si el gato tiene dolor…

Puede que el dolor no se manifieste verbalmente pero emiten señales, las más claras son el cambio de carácter a agresivo o a tímido, y la postura, que será con la cabeza agachada e intentando proteger la zona que le duele. Debemos sospechar que hay dolor cuando el gato disminuye la alimentación. Además también suele disminuir el aseo y pueden aparecer bufidos y gruñidos.

Ante señales como estas debemos llevarlo al veterinario para que pueda determinar que es lo que puede estar pasando.

Equipo de asistencia al veterinario de @clinicasteran

Subscribe / Share

Article by Veterinario

Authors bio is coming up shortly.
Veterinario tagged this post with: , , , , , , , Read 49 articles by

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

To use reCAPTCHA you must get an API key from https://www.google.com/recaptcha/admin/create