¿Cómo debo jugar con mi perro?

perriAl igual que una nutrición adecuada y un hogar confortable, el juego también es muy importante para el bienestar de tu perro. No solo se divierte sino que además supone una actividad física que le ayuda a mantenerse en forma, quemar energía y sentirse relajado.

Jugar es una de las formas que tienen los cachorros de aprender y de conocerse a sí mismos, así como de manejar sus habilidades para controlar el mundo que les rodea y sus límites, es por eso muy importante para llegar a la edad adulta con una serie de conocimientos. El cachorro corre, salta, brinca, muerde y es mordido por sus hermanos, sube todo tipo de obstáculos, tratando de resolver problemas muy difíciles. Todo esto provoca que haya una adaptación a su entorno más cercano, lo que en el futuro facilita el acercamiento a cualquier estímulo nuevo que le pueda surgir, teniendo una respuesta distinta para cada situación. Mediante el juego aprenden nuevas estrategias para conseguir un acercamiento y un contacto físico entre varios perros, que sería peligroso sin realizar estos pequeños rituales.

Desde cachorro debes enseñarle los buenos modales a la hora de jugar, siempre imponiendo la regla básica de no morder. Cuando es cachorro es mucho más fácil mostrarle que somos nosotros los que decidimos cuando jugar, escogiendo las reglas y los juguetes, para que desde cachorro sepa respetar tus órdenes y aprenda a jugar cuando es el momento adecuado de poner atención o cuando quieres educarlo.

Los perros adultos no juegan tan a menudo como los cachorros, aún así, muchas veces hay motivaciones al juego por parte de ellos. También puedes provocar el juego creando interés por un nuevo juguete que tu perro no haya visto nunca. Lánzalo, corre por él, diviértete, para que vea que es un momento para pasárselo bien. Cualquier juguete que uses para asociar este momento de diversión debe guardarse una vez terminado el momento del juego y al día siguiente sacarlo nuevamente si vas a jugar con él, así crearás un interés.

Un mal hábito a evitar es forcejear o jugar con lucha porque esto solo hará crecer su agresividad e incluso te perderá el respeto. Para algunos perros tener el juguete significa tener el poder e incluso gruñen si intentas quitárselo, entonces en este momento ha dejado de jugar para mostrar su liderazgo. En este caso lo mejor es ignorarlo. Una vez se haya olvidado de él se lo vuelves a lanzar así una y otra vez para que comprenda que no estás para quitárselo si no para jugar con él y compartirlo.

Mediante el trabajo con el juego el perro aprende de ti, acepta tu liderazgo y mantienes con él un vínculo fuerte, sano y natural.

Clínicas Veterinarias Terán

@clinicasteran

Subscribe / Share

Article by Veterinario

Authors bio is coming up shortly.
Veterinario tagged this post with: , , , Read 49 articles by

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

To use reCAPTCHA you must get an API key from https://www.google.com/recaptcha/admin/create