El ojo seco canino puede causar ceguera si no se trata a tiempo. Una consulta puede evitar males mayores o retrasarlos mucho.

 

La mayoría de la gente sabe lo que se siente con los ojos secos e irritados. Nos ocurre a veces, de forma leve, cuando pasamos muchas horas con la vista fija en un ordenador. Por lo general, aplicando una gotas lubricantes para los ojos se produce un alivio inmediato a corto plazo. Los oftamlólogos saben que el ojo seco es una patología frecuente en humanos.

Los perros también pueden desarrollar ojo seco y también es ésta una patología del ojo que diagnosticamos con mucha frecuencia en veterinaria. Ojo seco significa que las glándulas lagrimales no son capaces de producir suficiente cantidad de lágrima para que el ojo esté perfectamente hidratado y lubrificado.

Los párpados son los que se encargan de repartir la lágrima adecuadamente por la superficie de la córnea protegiéndola. Cuando esto no ocurre la córnea se inflama (queratitis o keratitis) y puede llegar a lesionarse gravemente. La ausencia o desequilibrio de los componentes de la lágrima van a permitir un efecto raspado de los párpados sobre la córnea lesionándola.

Las lesiones pueden ocurrir bien en zonas concretas del ojo por falta de un buen reparto de la lágrima por una deficiencia en el parpadeo, o en toda la superficie de la córnea cuando no hay suficiente cantidad de lágrima para repartir. También puede ser unilateral (afectar a un solo ojo) o bilateral (a los dos ojos).

La queratoconjuntivitis seca que es como se denomina la patología que estamos describiendo (KCS), es comúnmente conocida como “ojo seco, y puede conducir a la ceguera si no se trata adecuadamente. Los primeros signos pasan desapercibidos a los dueños que además se sorprenden cuando les decimos que su perro tiene ojo seco pues ellos realmente lo que perciben como primer signo suelen ser legañas, a veces también picor.

Si el diagnóstico se retrasa durante demasiado tiempo, su perro puede pasar años con su visión deteriorada lentamente y de forma irreversible. Además, ellos no suelen quejarse mucho, pero realmente tienen muchas y continuas molestias. Lo sabemos porque los humanos con ojo seco lo describen como algo verdaderamente molesto.


Algunas razas son más susceptibles

Cualquier perro puede desarrollar KCS, pero uno de cada 12 perros tiene alguna patología preexistente, como diabetes,  hipotiroidismo y síndrome de Cushing. Estos enfermos pueden ser más propensos a ojo seco. Lo mismo ocurre con algunos medicamentos que disminuyen la producción de lágrima, especialmente si se usan por un tiempo largo. Hay ciertas razas como Cavalier King Charles Spaniel, West Highland White Terrier, Shih Tzu, Cocker Spaniel, Pekinés, Yorkshire Terrier, Lhasa Apso, y el Dogo que son más propensos a ojo seco, es decir, son razas con predisposición.

También las razas de ojos saltones o protruidos (bulldogs, carlinos, etc…) tienen frecuentemente algunos problemas para realizar un parpadeo eficaz y completo (la circunferencia que han de abarcar al parpadear es mucho mayor que en razas de ojos más metidos en la órbita). La zona central de la córnea a veces queda sin cubrir perfectamente por el parpadeo pudiendo desarrollarse una keratitis en la zona y una úlcera corneal central.


La detección temprana es la clave

El ojo seco es una condición común en caninos, y se produce por la autodestrucción de las glándulas lagrimales por el propio sistema inmunológico del perro. Las lágrimas son esenciales para que  los ojos estén confortables y hacen más que proporcionar lubricación. Sin lágrimas, los ojos se irritan, el tejido conjuntivo alrededor de los ojos se pone rojo, la córnea se volverá  marrón y opaca, y formará una secreción amarilla pegajosa, lo que el dueño describe como legañas. Las legañas se forman porque de los tres componentes de la lágrima (acuosa la más gruesa, oleosa la más externa y mucosa la más cercana a la córnea), no todos faltan en la misma proporción cuando la cantidad de lágrima disminuye. Generalmente la proporción acuosa desciende en el ojo seco, siendo este componente el que constituye el 99% de las lágrimas.

Es por eso que en el ojo seco, las lágrimas se vuelven de una consistencia más espesa y legañosa. Los perros que experimentan síntomas de ojo seco pueden frotarse los ojos, parpadear en exceso, o mantener sus ojos cerrados. Los ojos de los perros pueden perder su brillo normal. Otros signos visibles incluyen una apariencia de «nublado» para los ojos no relacionados con la vejez, la descarga y el enrojecimiento. En fases finales un pigmento se deposita en la córnea transformándola en una estructura opaca que ya no deja pasar la luz. En este momento el perro tendrá algunas áreas del campo visual en las que ya no ve. Esta keratitis pigmentaria es progresiva hasta que el perro sufre ceguera total.

 

Afortunadamente, la detección puede ayudar a que se eviten o se retrasen daños irreversibles en la visión. La detección y el diagnóstico temprano del ojo seco es fundamental para evitar la incomodidad y el posible sufrimiento del animal así como  la ceguera.

Si tu perro está en riesgo debido a una de las condiciones o experimenta molestia o dolor en los ojos o signos de infección o legañas más abundantes, pídenos cita. El diagnóstico es sencillo y rápido con una prueba fácil de realizar en consulta. La prueba se llama Test de Schirmer. Si tu perro ya ha sido diagnosticado de ojo seco, el propietario y el veterinario deben trabajar juntos para desarrollar un plan para gestionar con éxito esta patología.

Tratamiento del ojo seco

Todos los perros con antecedentes de irritación ocular (o conjuntivitis) y los grupos de riesgo deben ser examinados. Asegúrate de preguntar sobre la detección del ojo seco durante el chequeo regular de su perro. Los diagnosticados deben recibir un tratamiento a base de una pomada ocular y lubricantes para el ojo o lágrimas de sustitución. Existen productos que reponen la parte acuosa de la lágrima. Esta patología no tiene curación en términos absolutos pero con un buen manejo los síntomas y las lesiones no avanzan con rapidez hacia la ceguera y el nivel de confor del animal es muy aceptable.

 

(más…)

Auxiliar Veterinario: una de las profesiones con más futuro profesional

La figura de la enfermera o enfermero veterinarios adecuadamente formados es relativamente reciente y cobra especial relevancia  en todos los centros dedicados  al cuidado de los animales de compañía. Por eso, aquellas personas que  sienten inclinación hacia los animales son potencialmente los candidatos más adecuados para desarrollar esta vocación para lo cual requerirán una formación técnica.

Se espera que en los países desarrollados, desde ahora  hasta el año 2020, la profesión de auxiliar de veterinario crezca más de un 50% respecto al nivel actual, lo cual significa un crecimiento mucho más rápido que el promedio de todas las ocupaciones.

(más…)

Mascota Agenda